Ellos, nuestros papas, las que nos guían, nos ayudan a construir nuestro camino , se merecen todo y mas, que mejor sorpresa, que uno de nuestros regalos,  una tarta kinder, una caja repletita de chocolates o chuches, que mejor regalo que una emoción.